N34


¿Qué urbanismo, para la formación de qué arquitecto?

Julián Galindo González

Resumen


El papel del arquitecto es un tema recurrente de debate debido a que su formación se sitúa a medio camino entre las disciplinas estrictamente técnicas, basadas en la investigación científica, y las disciplinas humanísticas, asociadas al arte y la cultura. Frente a la idea de acotar los campos de conocimiento para poder profundizar en cada uno de ellos, el arquitecto mantiene, en su formación, un campo de conocimiento abierto que le permita desarrollar tanto sus razonamientos como su intuición. Una situación incómoda y difícil en una sociedad que tiende a la segregación y especialización del trabajo.

El presente artículo defiende esta formación abierta y valora las distintas aproximaciones a la arquitectura, centrándose en un aspecto específico: el papel que la disciplina urbanística, desde el análisis y compresión de la ciudad y sus territorios, tiene en la formación del arquitecto.

Creemos que el urbanismo es una disciplina decisiva en la formación del arquitecto contemporáneo. Nos apoyaremos en algunas reflexiones de diferentes arquitectos modernos y contemporáneos que reivindican la construcción del espacio urbano como objetivo último de la arquitectura dentro de la ciudad. Si la arquitectura debe responsabilizarse del espacio del habitar, la ciudad constituye el espacio de confluencia donde ese habitar se hace social.

Arquitectura y ciudad quedan vinculadas al ser la primera el material básico para la construcción de la segunda y la ciudad el espacio social en el que se enmarca toda arquitectura.

 


Palabras clave


Arquitectura; disciplina urbanística; enseñanza



DOI: http://dx.doi.org/10.5821/ace.12.34.5292

Añadir comentario