El fuego fatuo del emergente periurbio y luces del atardecer suburbano, patrones urbanisticos y movilidad

Autores/as

  • Artemio Pedro Abba

DOI:

https://doi.org/10.5821/ctv.8029

Resumen

La indagación sobre la relación entre el transporte y el uso del suelo fue uno de los aportes fundamentales al conocimiento de las ciudades incorporando, a mediados del Siglo XX, una visión dinámica al concepto de estructura urbana. A model of metrópolis de Ira Lowry para la ciudad de Pittsburgh, presentado en 1964, constituyó una piedra basal para el abordaje sistémico al fenómeno urbano (Lowry, I., 1964). Desde ese marco conceptual se ha observado como se ha comportado el territorio de la Buenos Aires Metropolitana (BAM) en un período de fuertes cambios en los modos de transporte utilizados, las estrategias residenciales y los centros de consumo colectivo. Si bien la estructura urbana producto de un robusto proceso de metropolización temprana aun persiste en el urbio y el suburbio, una nueva capa más dinámica de metropolización tardía con patrones cerrados de urbanización nace en el periurbio y avanza hacia el núcleo central de la metrópolis. Las nuevas lógicas territoriales identificadas mostraron un repliegue del ejercicio de la sociabilidad humana desde el espacio público a espacios privados o semipúblicos. Esta tendencial hacia una interacción humana confinada limita los fundamentos de universalidad de los asentamientos urbanos, atributo privilegiado del fenómeno social que históricamente se conoció como ciudad.

Número

Sección

Artículos