Periferias de Roma, encuesta multidisciplinar sobre la transformación de los modelos de asentamiento

Rossana Estanqueiro, Mario Cerasoli

Resumen


El fenómeno de las periferias es moderno, nació durante el siglo XIX.

Sin embargo, las definiciones tradicionales no son adecuadas para describir hoy las dinámicas complejas que involucran las grandes (y menos grandes) áreas urbanas. Por lo tanto, para hablar de la periferia es necesario revisar el significado de esta palabra e investigar las periferias urbanas contemporáneas desde diferentes perspectivas.

El estudio de los fenómenos territoriales ha sido durante mucho tiempo la prerrogativa de varias disciplinas: planificación urbana, geografía, sociología, antropología, economía, etc., son unas de las que han contribuido a enriquecer la información patrimonial sobre la ciudad y el territorio. Sobre todo, en cuanto al fenómeno de la sub-urbanización, en su base hay un claro componente cultural. El desafío que surge hoy es el de la integración entre las plataformas de datos y el intercambio. El objetivo es crear una base de datos de información permanente capaz de respaldar las elecciones de políticas y las estrategias de intervención.

Este estudio integra el enfoque de Estudios Urbanos con el de Geografía Urbana, superponiendo técnicas para leer fenómenos urbanos basados en herramientas geográfic

La escena romana es un rico contenedor de periferias, diferentes y desiguales, a menudo la escena de una degradación generalizada. Surgen, en la mayoría de los casos, desde el final de la Segunda Guerra Mundial y siguen creciendo hasta hoy, solo en parte siguiendo el diseño general de los planes urbanos. En Roma, las incomodidades de los nuevos barrios periféricos, principalmente diseñadas por el Plan del 1965 consisten en dificultades de movilidad y congestión del tráfico, falta de homogeneidad de distribución y escasez de servicios públicos y una dilatación general de las distancias y de los desplazamientos. El resultado hodierno es un mosaico con muchas piezas faltantes, fragmentos urbanos que producen fragmentación espacial y donde solo casos esporádicos de movilización espontánea por parte de grupos de ciudadanos han corregido la situación de hecho, rediseñando parcialmente las periferias en cuestión.

La expansión de Roma hacia el mar atravesó el siglo pasado. Esta área, durante las décadas posteriores al final de la Segunda Guerra Mundial, se ha convertido en una inmensa periferia que ha alcanzado a más de 120,000 habitantes en un área cinco veces más grande que la ciudad cercana de Ostia Lido (que, sin embargo, tiene menos de 100,000 habitantes) y una densidad de población que no supera los 25 habitantes por hectárea. Es una periferia heterogénea, predominantemente ilegal, que une la ausencia sustancial de espacios de relaciones públicas y de lugares centrales, al carácter provisional que acentúa su carácter periférico.

Es una periferia heterogénea, predominantemente ilegal, que une la ausencia sustancial de espacios públicos de relaciones, de lugares centrales, a la naturaleza provisional que acentúa su carácter periférico. En esta área, el proceso de asentamiento, después de la Segunda Guerra Mundial, comienza debido a las necesidades básicas: vivir, trabajar, etc. Sin embargo, entre los años Cincuenta y Sesenta del siglo XX comenzó a cambiar sus caracteres hacia el modelo norteamericano del suburbio. Durante treinta años se han transformado los conceptos de vida, de ciudad y de periferia. Pero este fenómeno está acompañado por un deterioro sensible de la calidad de vida y, en consecuencia, del medio ambiente. El análisis del uso del suelo ha confirmado este cambio, devolviendo un modelo de asentamiento periurbano / suburbano con densidad baja o muy baja, donde un número muy bajo de habitantes se opone a un consumo de tierra significativo.

Por lo tanto, intervenir en la periferia implica una opinión sobre la periferia que es sustancialmente diferente del sentimiento de quienes viven allí. Para ellos, este modelo de ciudad no es necesariamente negativo, sino que tiene una serie de problemas urbanísticos relacionados con la movilidad, los servicios públicos, la seguridad urbana, etc.

El ensayo indicará las diferentes opciones para la regeneración urbana de los suburbios contemporáneos. Desde la Grilla Teórica (Vittorini, 1985; Cerasoli, 2010), un instrumento de rehabilitación de las periferias finalizados a la reorganización de la estructura espacial, cuyos elementos son la calidad del espacio público de relación, la permeabilidad de la estructura urbana y la complejidad de los usos. Hasta las consideraciones que surgen de las enseñanzas recientes de Serge Latouche, teórico de la economía del decrecimiento, de Zigmund Bauman, quien introdujo el concepto de sociedad líquida, hasta llegar a la Encíclica Laudato Si’ de Papa Francisco, que es un tratado de política territorial sostenible.


Palabras clave


periferias, modelos de asentamientos, usos del suelo, análisis territorial, regeneración urbana



DOI: http://dx.doi.org/10.5821/ctv.8235

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.