Reestructurando la ciudad: conteniendo la expansión urbana y reduciendo el acceso solar en las calles de una ciudad cálida y desértica

Carlos Fernando López Ordóñez, Isabel Crespo Cabillo, Jaume Roset Calzada

Resumen


La mayor parte de los análisis sobre la evolución demográfica mundial apuntan a una previsión de crecimiento de la población de casi el doble para el 2050. Además, se prevé que la proporción de población urbana crezca, del 55% actual al 68% respecto del total. Esta perspectiva genera la necesidad de pensar el presente y el futuro de las ciudades, especialmente de las localizadas en latitudes medias, donde se acumula la mayor parte de esa población. Muchas de estas ciudades tienen un clima desértico y siguen, hasta ahora, un modelo de ciudad dispersa (una gran extensión de la mancha urbana y bajas densidades). Estas características las alejan de los objetivos de sostenibilidad por lo que se debe trabajar para revertir la situación. Uno de los objetivos de este trabajo es el demostrar que una densificación urbana, a través del remodelado y apilado de la ciudad, representa una manera inteligente para contener la expansión de la mancha urbana. Se pretende al mismo tiempo, y dado que el clima juega un papel determinante en este tipo de ciudades, mejorar la calidad de vida en el espacio público urbano mientras se da una respuesta a la creciente demanda de vivienda. Para llevar a cabo este trabajo se estudiará la ciudad de Hermosillo, que cuenta con clima desértico – cálido, localizada en el estado de Sonora en México. Actualmente cuenta con una población de aproximadamente 900,000 habitantes, se espera que para el año 2030 ésta haya aumentado a alrededor de 1, 100,000 y que su área urbana haya crecido de 17,500 ha a 23,000 ha, con una gran demanda de vivienda por satisfacer. La metodología en este trabajo es aplicada a un área de la ciudad de Hermosillo, la cual presenta un uso de suelo dominante, de tipo comercial, y otros usos en menor medida: de equipamiento y vivienda; este tipo de configuración, en conjunto con edificios de baja altura, da lugar a que esta zona cuente con una baja densidad. La metodología se divide en tres etapas: recolección de datos estadísticos, urbanísticos y climáticos; el procesamiento de estos datos y la creación de mapas GIS mediante el software ArcMap, para la tercera etapa, la de evaluación del acceso solar a nivel de calle, se elaboran modelos 3D para su simulación y evaluación por medio de la herramienta de cálculo Heliodon2. Los resultados han demostrado que el llevar a cabo una densificación urbana a través de estos enfoques, y teniendo en cuenta las normas de planificación de Hermosillo, se favorece un aumento de la vivienda en el área de estudio, así como una mejora en el uso del espacio público. Al mantener el promedio actual de m² de espacio de vivienda por persona se alcanza una densificación de población 6.5 veces mayor a la actual, al mismo tiempo se logra una reducción considerable del acceso solar directo a nivel de calle, lo cual favorece al confort térmico del peatón, traduciéndose en una mayor calidad de vida urbana. En este trabajo se llega a la conclusión de que la densificación urbana, mediante este tipo de enfoques, genera la posibilidad de brindar vivienda de calidad (en cuanto al espacio habitable de cada vivienda), mientras que al mismo tiempo se logra contener la expansión de la mancha urbana. En cuanto a la mejora de las condiciones del espacio público, se consigue que la generación de sombra sobre el mismo sea mediante el uso de la misma forma de la ciudad.


Palabras clave


Dispersión urbana; Ciudad de Clima Desértico; Densidad Urbana; Acceso Solar



DOI: http://dx.doi.org/10.5821/ctv.8540

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.