Calidad urbana, movilidad, calidad de vida. Una gramática para el renacimiento de la ciudad. Una propuesta para el nuevo “barrio de la industria” en Sant Adrià del Besòs, Barcelona

Mario Cerasoli, Ilaria Pandolfi

Resumen


Existe un vínculo estrecho entre patrones de movilidad y calidad urbana. No hace falta tener un ojo experto para apreciar como algunos lugares resulten más acogedores que otros y como la mayoría de las veces estos lugares son los que se ven privados de un objeto que desde hace décadas afecta nuestras vidas: el automóvil.

El automóvil permitió la difusión de patrones de asentamiento caracterizados por la dispersión urbana – de clara inspiración norteamericana – y que, allí donde no ha sido bien regulado, se ha convertido en un instrumento “obligatorio” de transporte.

Las grandes ciudades contemporáneas, justo dominadas por el coche, han crecido siguiendo el modelo de “ciudad dispersa” (“urban sprawl”) en la que el espacio público ha totalmente perdido su papel de “armadura urbana” y los caracteres de calidad urbana han sido completamente apartados.

Un crecimiento por el cual la ciudad hoy aparece también constituida por fragmentos que producen fricciones, físicas y sociales.

Hoy en día el concepto de “sostenibilidad” impone un cambio de los patrones de asentamiento, abandonando la cultura – globalizada – de la suburbanización a favor de la de regeneración urbana.

El espacio público debe volver a desempeñar un papel fundamental para remendar fragmentos urbanos producidos durante las décadas de crecimiento incesante de la ciudad y restaurar la calidad de las ciudades.

Además, los fragmentos urbanos, espacios residuales, demasiado poco valorados y frecuentemente olvidados, constituyen hoy una oportunidad para las comunidades que los habitan, a través del cual la ciudadanía puede rescatar su propio sentimiento de pertenencia y de comunidad: rescata su ciudad.

Los ciudadanos deben por lo tanto “reclamar” estas partes de ciudad por medio de la (re)construcción del espacio público sobre la base de criterios que aseguren la calidad urbana del proyecto:

- participación: ya que la inclusión de las personas que tendrán que animar aquellos espacios no puede subestimarse, sino al contrario, desempeña un papel clave;

- valoración cultural: puesto que la recuperación de los que eran los lugares de la memoria, el fundamento de la comunidad, no pueden tener una función marginal;

- calidad del medio ambiente: puesto que garantizar la biodiversidad y la recalificación del existente en favor de un entorno saludable y revitalizado constituye uno de los pilares en que se fundamenta el concepto mismo de recuperación urbana.

Las ciudades que han favorecido el transporte público, las bicicletas y los peatones frente al utilizo del coche privado, son las que hoy en día se caracterizan por una calidad urbana superior.

Hoy más que nunca la planificación de la movilidad constituye una herramienta eficaz de regeneración urbana.

Por consiguiente, en ese contexto se propone, por un lado, investigar la evolución que la planificación de la movilidad, las políticas urbanas y el gobierno del territorio han registrado durante los últimos años con el objetivo para hacer frente a la degradación producida por los fragmentos urbanos, los patrones insostenibles de movilidad y la degradación del espacio público.

Para lograr este objetivo, se presenta un estudio sobre la ciudad contemporánea y los elementos que la componen, para comprender el papel que cada uno de ellos desempeña en la planificación, con una mirada hacia los paisajes científicos internacionales, estudiando en detalle el fenómeno objeto de nuestro trabajo, las causas que lo generan y los aspectos a tener en cuenta para detenerlo o interrumpirlo.

Como herramienta de intervención, inspirada en una hipótesis desarrollada por el urbanista italiano Marcello Vittorini en 1988, se propone una “gramática urbana” que se expresa a través de una “grilla teórica” que apunta a reconfigurar las estructuras de movilidad urbana y está orientada a la regeneración y el desarrollo sostenible de la ciudad.

Teniendo en cuenta el Área Metropolitana de Barcelona, donde ya se han implementado planes de la movilidad coherentes con los criterios de la grilla teórica, se presenta un estudio sobre el municipio de S. Adrià de Besòs (en el AMB), donde hay un fragmento urbano constituido por una ex zona industrial de aproximadamente 4 kilómetros cuadrados. Este estudio tuvo el objetivo de remendar ese fragmento urbano, insertado entre los tejidos consolidados de los municipios de Barcelona y Badalona, y re-conectarlo a la ciudad consolidada por medio de la aplicación de la “grilla teórica”.


Palabras clave


Calidad urbana; movilidad; calidad de vida; grilla teórica; regeneración urbana



DOI: http://dx.doi.org/10.5821/ctv.8747

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.