Ferrocarriles secundarios y áreas interiores en Italia. Planificación y oportunidades económicas

Mario Cerasoli, Gianluca Mattarocci

Resumen


La política europea de los años 90 sobre la liberalización ferroviaria, para promover una red de infraestructura moderna para el transporte ferroviario, tenía como objetivo como objetivo aumentar la competición entre los actores nacionales, aprovechar de las oportunidades relacionadas con las nuevas tecnologías y hacer más fáciles y rápidas todas las conexiones entre el hinterland y las principales ciudades. Hasta el día de hoy, las inversiones europeas se enfocaron en las áreas principales y en el ferrocarril de alta velocidad porque, incluso si el número de usuarios es minoritario con respecto a la población, la rentabilidad de la inversión es significativamente mayor con respecto al promedio de la industria del transporte. Esta estrategia acentuó la diferencia entre las áreas de alto crecimiento y de bajo crecimiento, debido a que la primera está atendida por instalaciones de transporte eficientes y la segunda está caracterizada por servicios de transporte de bajo nivel de calidad. La falta de un buen servicio de transporte en el interior aumentó significativamente el riesgo de generar nuevas ciudades fantasmas porque muchos ciudadanos se vieron obligados a migrar a las ciudades más grandes debido a la falta de oportunidades económicas y servicios públicos ofrecidos. En Italia, la población vive principalmente en zonas interiores atendidas por servicios ferroviarios locales que, debido a la baja calidad del servicio ofrecido, a menudo se subutilizan y, a veces, la compañía ferroviaria decide dejar de ofrecer el servicio. El objetivo principal para el futuro será desarrollar una nueva política (a nivel europeo y nacional) para apoyar el crecimiento de los ferrocarriles locales a partir del cambio del marco regulatorio a nivel de país y comunidad europea. La nueva infraestructura, la planificación urbana, el marco económico y social deben apoyar el desarrollo de los ferrocarriles locales para revitalizar las áreas desestimadas y las ciudades de baja densidad y apoyar su papel para la sociedad y el medio ambiente. De hecho, el servicio ferroviario es uno de los principales instrumentos para evitar la exclusión de las personas que viven en pequeñas ciudades de las oportunidades de trabajo, ofreciéndoles una solución para viajar todos los días a un coste razonable y evitando el riesgo de concentración y sprawl urbano. Los servicios ferroviarios locales tienen un impacto en la demanda de activos inmobiliarios en el interior para las personas que no están interesadas en vivir en la metrópoli y están interesadas en pasar más tiempo cada día para tener la oportunidad de vivir fuera de la ciudad. Las compañías ferroviarias que trabajan en el transporte de pasajeros son empresas que trabajan en un mercado de competencia limitada (oligopolio) y pueden aprovechar de los subsidios públicos para alcanzar su punto de equilibrio. El tipo de servicio ofrecido al cliente es significativamente diferente con respecto a los trenes de alta velocidad porque la demanda está interesada en pagar solo por los servicios básicos y todos los servicios auxiliares no pueden venderse a un precio razonable. El análisis considera a todas las compañías ferroviarias italianas que actualmente están autorizadas para ofrecer servicios de transporte de pasajeros y mercancías y evalúa la principal diferencia para las compañías ferroviarias locales que operan en los servicios de pasajeros con respecto a todos los demás actores de la industria. Los resultados muestran que las empresas que operan en los servicios ferroviarios locales tienen diferentes equilibrios económicos y financieros porque son menos rentables, pero también menos expuestas a un riesgo de quiebra.


Palabras clave


Liberalización; ferrocarriles secundarios; áreas interiores; oportunidades económicas



DOI: http://dx.doi.org/10.5821/ctv.8746

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.