Industria Docente

Alberto Peñín Llobell

Resumen


La Universidad se ha preocupado desde sus orígenes por su aproximación a la realidad social y productiva de su entorno. El debate entre la autonomía intelectual frente a la dependencia de las vicisitudes de la realidad (y también de los estamentos de poder), no puede enturbiar la necesaria conexión de los estudios de arquitectura con la realidad constructiva. No se trata de diluir la esencia de la disciplina sino de entender que sus fundamentos precisan de una base instrumental que hunde sus raíces en una realidad técnica en lenta pero constante evolución. La industria, la próxima y la disponible, permite la materialización de la arquitectura no como mera factibilidad sino como un agente activo en su elaboración. El texto explorará experiencias académicas que trabajarán en esta brecha entre la ficción de las aulas y la realidad constructiva.




DOI: http://dx.doi.org/10.5821/jida.2018.5519