Convocatoria

CONVOCATORIA JIDA'22 (X edición)

Docencia en arquitectura:
emoción, cultura y razón en el aprendizaje por proyectos

El Grupo para la Innovación y la Logística Docente en la Arquitectura (GILDA) organiza, en colaboración con el Instituto de Ciencias de la Educación (ICE-UPC), las décimas Jornadas sobre Innovación Docente en Arquitectura (JIDA’22), que tendrán lugar los días 17 y 18 de noviembre de 2022 en la Escuela de Arquitectura de Reus (EAR URV). Colaboran: la Fundación Arquia y el Colegio oficial de Arquitectos de Catalunya (demarcación de Tarragona).

PROGRAMA (para descargar)

PÓSTER (para descargar)

Presentación

Las JIDA (Jornadas sobre la Innovación Docente en Arquitectura) son un punto de encuentro abierto al profesorado que desarrolla iniciativas innovadoras en el campo del aprendizaje y la enseñanza de la Arquitectura y todas las áreas de conocimiento involucradas. Su objetivo es dar a conocer e intercambiar experiencias, investigaciones e inquietudes en el marco tanto de las áreas de conocimiento propias –proyecto arquitectónico, urbanismo, paisaje, construcción, tecnología, dibujo, historia, composición, etc.–, como de todas aquellas disciplinas afines –antropología, cine, teatro, fotografía, danza, arqueología, etc.–. Las jornadas se convierten así en un foro de debate transversal que reúne prácticas pedagógicas y puntos de vista diversos, a nivel nacional e internacional. En definitiva, su propósito es sumar sinergias y mejorar la calidad de la formación de los arquitectos y arquitectas para los retos del siglo XXI.

A lo largo de las nueve ediciones (2013-actualidad) ha participado profesorado de 51 universidades y escuelas extranjeras, y 43 escuelas de arquitectura y centros universitarios españoles. Las tres primeras ediciones se realizaron en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona ETSAB-UPC, la cuarta edición en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Valencia ETSA-UPV, la quinta en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla ETSA US, con el patrocinio del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla COAS, la sexta en la Escuela EINA-UNIZAR de Zaragoza, con la colaboración de la revista Zarch y del Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón COAA, las séptimas en la Escuela de Madrid ETSAM-UPM, con la colaboración del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid COAM y la revista del Departamento de Proyectos Arquitectónicos CPA, las octavas en 2020 fueron virtuales desde la Escuela de Málaga eAM’-UMA, con la colaboración de la editorial Recolectores Urbanos, eAM’ Tech-Lab y UMA editorial, y las últimas en 2021 en la Escuela de Valladolid ETSAVA-UVA, con la colaboración del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla y León este COACYLE/VALLADOLID. Desde 2016, las jornadas cuentan con el patrocinio de la Fundación Caja de Arquitectos.

Datos bibliográficos
Depósito legal: B 9090-2014
ISBN: 978-84-9880-681-6
ISSN: 2462-571X
Todas las comunicaciones disponen de DOI y Handle
Indexadas en el Conference Proceedings Citation Index (Web of Science/Clarivate Analytics) Catalogadas en Dialnet, Dimension, DULCINEA, Google Scholar, MIAR, REDIB, ROAD, UPCommons
Consideradas como Congreso Notable UPC

Presente edición JIDA'22

Si una cosa sabemos hoy día es que aprendemos de modos muy distintos. Podríamos definir el aprendizaje como el proceso por el cual se adquieren habilidades, conocimientos, conductas y valores como resultado de la imitación, la observación, el razonamiento, el estudio, la experiencia y también, por descontado, de la instrucción. Así, el aprendizaje viene a ser la fijación más o menos permanente de un cambio en el comportamiento —o en el potencial comportamiento— debido a experiencias pasadas (Learning and Memory: an integrated Approach, 2012). No hay aprendizaje, en ningún caso, sin algo —interno o externo— que nos impulse a aprender: bien sea la necesidad, la conveniencia o el mero placer. Con o sin ayuda de los demás, podemos entender las cosas valiéndonos de la razón. Pero es bastante corriente aprenderlas sin haberlas analizado a fondo, adoptando los usos y costumbres de nuestro propio contexto cultural o dejándonos llevar por nuestras emociones, a veces espontáneas y a veces encauzadas por dicho contexto (Psychology: The Science of Mind and Behavior, 2012).

Del mismo modo que un instinto innato empuja a un aguilucho criado en cautividad a batir las alas y emprender su primer vuelo, las emociones “son impulsores universales, potentes y predecibles —a veces perjudiciales y a veces beneficiosos— de la toma de decisiones” (Emotion and Decision Making, 2015). Es importante, por ello, tenerlas bien presentes en el contexto del aprendizaje. Nuestro propio ámbito cultural mantiene un vínculo claro con dichas inclinaciones, pero tiene que ver en particular con la difusión de modificaciones y de innovaciones del comportamiento social —no siempre racionales— a partir de un solo individuo. El uso de la razón en el aprendizaje puede considerarse, finalmente, un caso restringido del ámbito cultural en el que lo transmitido sí pide veracidad, comprobación y verosimilitud. El racional es el improbable ámbito de la vida en el que la verdad prevalece sobre la supervivencia.

Tanto en el contexto de las emociones, como en los de la cultura y la razón, es importante el papel de la conexión entre la memoria y la voluntad, que nos permite construir el aprendizaje sobre aprendizajes previos “iniciando así el bucle ascendente y prodigioso” que nos convierte en una especie creativa (La inteligencia aprende, 2015).

Los últimos estudios pedagógicos de organizaciones como la UNESCO o la OCDE apuntan a la necesidad de una educación de calidad que alimente dicha creatividad y fomente la indagación, la curiosidad, el espíritu crítico y el compromiso social, en la educación infantil, primaria y secundaria (The Handbook for Innovative Learning Environments, 2018). Estos objetivos se pueden alcanzar especialmente con metodologías activas como el Aprendizaje Basado en Proyectos o Project-Based Learning —ABP—, aplicadas a problemáticas y situaciones tan próximas a la realidad como sea posible. Es por ello que, hace ya algunas décadas, el método de aprendizaje ABP viene progresivamente sustituyendo al método enciclopedista y selectivo de la educación básica, cimentando una metodología que estimularía lo que algunos expertos, como José Antonio Marina, han denominado “inteligencia ejecutiva” (2012), que no es otra cosa que educar y formar a partir de situaciones concretas, formulando proyectos que integren habilidades, conocimientos y valores, es decir, que utilicen las competencias para la vida.

Los estudios de arquitectura tienen precisamente como espina dorsal la metodología activa del Aprendizaje Basado en Proyectos. Aprender —asimilándolas mientras se practican— las técnicas de proyecto es una tradición de largo recorrido en las escuelas de arquitectura (Architectural education after Schön: Cracks, Blurs, Boundaries and Beyond, 2015), que entronca con la metodología que desde hace ya algún tiempo, se está implementando en los entornos de aprendizaje de los ciclos de educación infantil y primaria, pero que se aplica con menos frecuencia y empeño en la educación secundaria y en otros ámbitos universitarios. La educación en arquitectura es, pues, un ejemplo paradigmático de cómo la formación se basa, precisamente, en asignaturas prácticas de taller donde se desarrollan proyectos que integran en un mismo objeto disciplinas tan heterogéneas como la construcción, el cálculo de estructuras, la historia, la estética o la representación, y que implican habilidades como el trabajo en grupo, la creatividad o el compromiso social. En sintonía con el constructivismo pedagógico (John Dewey, Lev Vigotsky, Jean Piaget, etc.), el aprendizaje se constituye como un proceso social que espera que el estudiantado contraste y construya sus propios conocimientos sobre la base de la experiencia personal.

En este enfoque pedagógico es fundamental el control sobre la “pregunta” o el “reto” que desencadena el proceso de descubrimiento y aprehensión de las competencias de cada materia. Unas competencias que no son exclusivas de los talleres de proyectos o urbanismo. En casi todas las materias podemos encontrar grupos pequeños o seminarios que se convierten en talleres donde ensayar tanto los conocimientos adquiridos durante las horas de teoría, como los asimilados dinámicamente entretanto. Esta situación —favorable en términos pedagógicos, puesto que demanda una alta atención al estudiantado— plantea eventualmente problemas de duplicidades o de reiteraciones con otros talleres o sesiones prácticas.

En las JIDA’22 nos preguntaremos ¿hasta qué punto los proyectos de los talleres de arquitectura —cualquiera que sea la escala abordada— pueden utilizarse en otras materias para ensayar y aplicar sus respectivas competencias? ¿Cómo introducen las asignaturas técnicas y gráficas la dinámica del ABP? ¿Cómo se puede integrar la metodología ABP en las asignaturas de teoría e historia? ¿Qué cambios implica en el rol de profesorado y estudiantes la incorporación del ABP en estos casos? ¿Qué papel juega el estudio de casos en relación al ABP? ¿Se pueden, en definitiva, convertir los proyectos de los estudiantes en los casos de estudio sobre los que todas las materias trabajan?

Organización y envíos

Las jornadas se gestionan a través de la plataforma OJS. Es necesario registrarse previamente para poder enviar las propuestas y las comunicaciones finales. El Comité Científico revisará los envíos a través de la plataforma según una evaluación por pares y a ciegas. Sólo se tendrán en cuenta aquellos envíos que cumplan estrictamente las directrices para autores.
El archivo se adjunta en la sección "comunicaciones" y debe ser el de la plantilla proporcionada sin los datos personales, para garantizar el anonimato. Se debe evitar el nombre del profesorado implicado, el enlace a páginas web de la experiencia docente o la referencia explícita a unidades docentes. Este procedimiento es el mismo tanto para las comunicaciones propuestas como para las comunicaciones finales, que además incorporarán una versión con los datos de los autores en la cual sí pueden aparecer referencias directas y concretas de la experiencia docente. La versión anónima se entregará a los revisores y la que contenga la autoría será la que se publicará en las actas.
Las comunicaciones se pueden enviar en castellano, inglés o catalán. No obstante, el idioma vehicular de las jornadas será el castellano.

PROPUESTAS DE COMUNICACIÓN (plantilla)

El envío de las propuestas según la plantilla pasa una primera evaluación. La aceptación de las propuestas supone la inclusión de los textos completos en las actas digitales, con ISBN, eISSN (2462-571X), Depósito Legal, DOI y handle. Tras esta primera evaluación se deberán enviar, mediante la plataforma, las comunicaciones completas según la plantilla y en las fechas indicadas.

COMUNICACIONES COMPLETAS (plantilla)

El Comité Científico evaluará las comunicaciones completas, y las mejor valoradas se presentarán oralmente durante las jornadas. Para que la comunicación completa pueda pasar la segunda ronda de revisiones y pueda tenerse en cuenta su presentación oral, debe haberse realizado previamente la inscripción de todos y cada uno de los autores de la contribución. Las presentaciones orales se deberán ajustar estrictamente al orden y formato que se establecerá en el programa final de las jornadas.

Indexación y difusión

Las actas están indexadas en el Conference Proceedings Citation Index (Web of Science). Asimismo, las jornadas cuentan con una vía posterior de difusión, que pretende ampliar el ámbito de influencia de las aportaciones. Se trata de la colección, digital e impresa, JIDA [Textos de Arquitectura, Docencia e Innovación], coeditada por RU Books e IDP-UPC. De entre las comunicaciones que se presenten oralmente, las mejor valoradas por el Comité Científico optarán a esta publicación posterior, en función de su contenido y a criterio de la dirección de las jornadas. La publicación comporta una actualización de sus contenidos en función de los debates surgidos en las jornadas y las sugerencias de la dirección editorial de la colección.

Calendario actualizado

21 FEBRERO Lanzamiento jornadas
16 MAYO Fecha límite envío propuestas de comunicación
21 JUNIO Comunicación de aceptación de propuestas
15 JULIO Fecha límite inscripción reducida autores/as
19 SEPTIEMBRE Entrega de las comunicaciones completas
21 SEPTIEMBRE Fecha límite inscripción autores/as
21 OCTUBRE Comunicación selección presentaciones orales
01 NOVIEMBRE Fecha límite inscripción oyentes
17-18 NOVIEMBRE Celebración Jornadas JIDA'22

* Inscripción reducida (por autor/a): 125 €
* Inscripción normal (por autor/a): 160 €
* Inscripción oyentes (con certificado): 90 €
* Estudiantes de Grado: gratuito
* Profesorado autor Universidad de acogida (reducida): 125 €
[La inscripción da derecho a presentar a un/a mismo/a autor/a dos comunicaciones como máximo]
[Hay un máximo de 4 autores por comunicación; todos/as ellos/as se deberán inscribir en el caso de ser seleccionados/as en la modalidad de autores]

Sede

Escola Tècnica Superior d’Arquitectura de Reus
Universitat Rovira i Virgili, URV
Av. de la Universitat, 43204 Reus, Tarragona
https://www.etsa.urv.cat/

* En función de las condiciones sanitarias se barajará la posibilidad de realizar las jornadas en formato virtual.