Confinamiento liberador: experimentar con materiales y texturas

Jordi de-Gispert-Hernandez

Resumen


La inmediatez de lo digital, la protocolización de los estudios y la sociedad líquida han hecho que perder el miedo a dibujar a mano y mostrarlo en público, sea una necesidad. El dibujo manual y el computarizado no son opuestos, sino complementarios. Esta es la última asignatura de representación en la escuela de la ETS de Arquitectura del Vallés, por tanto, es la última ocasión que el alumnado tiene la ocasión de errar sin temer equivocarse, para ser autocritico. Aplicar una pedagogía responsiva, que parta de la zona de confort hacia lo experimental, propicia la toma de posición del alumnado respecto a esta realidad incómoda. Casualmente, el confinamiento favoreció las condiciones necesarias para transformar el miedo en vigor.




DOI: http://dx.doi.org/10.5821/jida.2020.9414